ESCRIBIENDO EN EL POLVO

JUAN_8-6_con_el_dedo_comenzó_a_escribir_en_el_suelo

En mi corte aprenderás muchos más misterios de los que se te han enseñado, ven y aprende de mi.  Al creerte diferente a los demás por tu conocimiento solo lograrás corromper tu corazón. Ven en humildad a recibir del único verdadero.

Junto a mi comprenderás que todo pecado es pesado por igual en mi balanza. Que te hace pensar que tus pecados son más livianos que los de tus hermanos.  Porque juzgas a la mujer adultera o al homosexual, acaso crees que te he llamado para juzgar hasta matar a tu hermano (apartarlo más de mi). 

le dijeron a Jesús:

―Maestro, a esta mujer se le ha sorprendido en el acto mismo de adulterio. En la ley Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres. ¿Tú qué dices? Juan 8: 4-5

Ven y escucha de mi lo que debes hacer. Deja de pensar en leyes, deja de vivir bajo el antiguo pacto. Te he llamado a uno nuevo y más grande que el anterior.

No te apartes de mi por causa de la religiosidad, el que me abandona, abandona el amor al que lo he llamado y quedará escrito en el polvo.

Con esta pregunta le estaban tendiendo una trampa, para tener de qué acusarlo. Pero Jesús se inclinó y con el dedo comenzó a escribir en el suelo. Y, como ellos lo acosaban a preguntas, Jesús se incorporó y les dijo:

―Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

E inclinándose de nuevo, siguió escribiendo en el suelo.  Juan 8: 6-8

Por años se han preguntado que pude haber escrito en el suelo mientras veía estas acusaciones entre hermanos, hoy te revelo lo que está escrito:

El que se aparta de mí

   quedará como algo escrito en el polvo, Jeremías 17:13

Desde sus líderes hasta las pequeñas ovejas lentamente irán despertando su conciencia a esta verdad que hoy te revelo. 

Yo no he venido para condenar sino para salvar, deja de obstaculizar mi amor y ponte a pensar qué hubiera sido de ti si no te hubiera alcanzado.  

Entonces él se incorporó y le preguntó:

―Mujer, ¿dónde están? ¿Ya nadie te condena?

―Nadie, Señor.

―Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar. Juan 8:10-11

Yo soy la luz del mundo, el que abraza la verdad experimentará vida y nunca caminará bajo la ley que es oscuridad.   Si este mensaje te ofende puedes considerarte parte de aquellos religiosos de la antiguedad.

Porque solo unos pocos hayan tenido esta revelación no significa que sea invalida. 

Teme a lo que se hace sin conciencia y en multitud porque allí se mueve la oscuridad.

Pero aquellos que salen de la multitud para seguir mis enseñanzas, a ellos les daré a conocer mis misterios.

Aunque parezcan un testimonio aislado, son mis verdaderos hijos, a ellos les he dado a conocer su identidad, saben de dónde han venido y a dónde van.  

Han alcanzado tal pureza de corazón para entender lo incomprensible por la mente humana.

―Aunque yo sea mi propio testigo —repuso Jesús—, mi testimonio es válido, porque sé de dónde he venido y a dónde voy. Pero ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy.  (no tienen identidad, pues Jesús no se las ha revelado)

Ustedes juzgan según criterios humanos; yo, en cambio, no juzgo a nadie.

Y, si lo hago, mis juicios son válidos porque no los emito por mi cuenta, sino en unión con el Padre que me envió.

En la ley de ustedes está escrito que el testimonio de dos personas es válido. Yo soy testigo de mí mismo, y el Padre que me envió también da testimonio de mí. Juan 8: 14-18

Yo Jesús y Mi Padre damos testimonio de lo que hoy se ha escrito por medio de este profeta.

Los que viven en mi reconocen mi espíritu. 

No te estarías preguntando por la veracidad de este mensaje si fueras mi verdadero hijo.

Reflexiona sobre la verdad que has atesorado en tu corazón. ¿De dónde proviene y quién te la dio? ¿Acaso lo oíste de mi?

―Si supieran quién soy yo, sabrían también quién es mi Padre.

Estas palabras las dijo Jesús en el lugar donde se depositaban las ofrendas (en las iglesias), mientras enseñaba en el templo. (en tu corazón)  Juan 8: 19 – 20

Pon tu fe en mi que soy tu salvador antes que el velo que tienes puesto te haga darme la espalda y ya no puedas escucharme.  

Yo me voy, y ustedes me buscarán, pero en su pecado morirán. Adonde yo voy, ustedes no pueden ir. Juan 8: 21

Los que no reconocen este mensaje son de la tierra, mis revelaciones vienen del cielo, no son de este mundo como ustedes.  

Es por esto que les digo que morirán en sus pecados si no nacen de nuevo verdaderamente.
Aún no has reconocido quién soy en verdad, tu corazón aun no me conoce.

Tengo aún muchas cosas más que revelarte que he escuchado de mi Padre, pero que aún no eres capaz de sobrellevar.

Reconocerás mi verdadera naturaleza en tu corazón cuando honres mi nombre y entiendas el sacrificio que hice por los hombres.  

Dirás que me conoces y que eres libre de pecado, pero hoy se te ha revelado una verdad a tu corazón, te he quitado el velo en este tema. Así que eras esclavo del pecado.

―Ciertamente les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado —respondió Jesús—

Ahora bien, el esclavo no se queda para siempre en la familia; pero el hijo sí se queda en ella para siempre.  Así que, si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres.

Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham. Sin embargo, procuran matarme porque no está en sus planes aceptar mi palabra.

Yo hablo de lo que he visto en presencia del Padre; así también ustedes, hagan lo que del Padre han escuchado. (no lo que de los hombres ha escuchado) Juan 8: 34-38

Es tu responsabilidad como hijo escudriñar todo lo que se te ha enseñado como norma. Únete a mi espíritu para que te lleve a toda verdad.

Ustedes, en cambio, quieren matarme, ¡a mí, que les he expuesto la verdad que he recibido de parte de Dios! Abraham jamás haría tal cosa.

Un comentario sobre “ESCRIBIENDO EN EL POLVO

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: