LA COBERTURA

la-cobertura-1-coorintios-11

En todo deberás imitar a mi hijo Jesucristo. ¿Quién era su protección sino Yo?.  Así como yo era su protección, Él es la única cobertura que debe haber sobre tu cabeza, ¿acaso hay otro con mayor poder que yo? ¿acaso crees que un ministerio entregado por mi mismo es más grande que yo?  Claro que NO.  

Maldito será todo aquel que se atreva a seguir cambiando el mensaje del evangelio, porque ha llegado mi justicia para alinear todas las cosas  ¿quién se atreverá a detenerla?

¿Tan rápido han olvidado a quién por gracia los llamó de las tinieblas a la luz? me entristece saber que han abrazado la distorsión del evangelio que simplemente les ofrece salvación por medio de las obras (coberturas humanas). Solo hay un evangelio, el evangelio del Mesías.

Ustedes han permitido que llegue a sus corazones un mensaje lleno de mentira que les hace temblar de miedo frente al enemigo. Algunos se han dedicado a mermar mi mensaje para ser bien recibidos entre los hombres. ¡Mis verdaderos hijos no callarán!  (ver Gálatas 1:6-10)

Miles han creído en el evangelio pero aún continúan aferrados a la ley. Por causa de esta necedad los ya maduros espiritualmente han tenido que mantener costumbres y ritos obsoletos para evitar ser sometidos bajo murmuraciones y juicios que los acusen de rebeldía. (Hechos 21:20)

Castigaré severamente a todo aquel que se atreva a seguir juzgando la libertad que su fe les ha permitido alcanzar.  Porque en realidad se cumple toda ley cuando amamos a otros profundamente  con un corazón puro, una conciencia limpia y seguimos las verdades dadas por el espíritu a nuestro corazón a través de la fe.

Algunos se han desviado de esa línea de conducta y se han enredado en discusiones inútiles (palabrería para exaltar su propio orgullo)  Pretenden ser maestros de la ley, pero en realidad no saben de qué hablan ni entienden lo que con tanta seguridad afirman. (son dógmáticos en temas irrelevantes por que su fin verdadero es argumentar no ayudar)  

Esas cosas provocan controversias en vez de llevar adelante la obra de Dios que es por la fe. 1 Timoteo 1:4-6

EL MINISTERIO DEL  ESPÍRITU

Qué radiante ministerio es el que he liberado sobre la tierra a través de Jesús, un ministerio del espíritu que brilla en los que se acogen a mi gracia por fe.

El antiguo pacto tenía una medida de mi gloria que era inferior a la del nuevo pacto, y aunque era menor, mi pueblo no pudo soportarla, no la entendían y aún no logran comprenderla pues sólo quien está en Cristo puede quitarse  el velo que no le permite comprender las cosas de arriba.  

Sin embargo, la mente de ellos se embotó, de modo que hasta el día de hoy tienen puesto el mismo velo al leer el antiguo pacto. El velo no les ha sido quitado, porque solo se quita en Cristo. 2 Corintios 3:14

El antiguo pacto fue creado para condenación y posee una medida de gloria que se desvanece con el tiempo, este nuevo ministerio trae una gloria que no se desvanecerá sino que ¡permanecerá!  

Ahora debes comprender que lo que era glorioso ya no lo es por cuanto he venido a reemplazar mi gloria por una mayor.

En efecto, lo que fue glorioso ya no lo es, si se le compara con esta excelsa gloria. Y, si vino con gloria lo que ya se estaba extinguiendo, ¡cuánto mayor será la gloria de lo que permanece!

No hacemos como Moisés, quien se ponía un velo sobre el rostro para que los israelitas no vieran el fin del resplandor (la gloria de Dios) que se iba extinguiendo.  

2 Corintios 3:10,11,13

LA MUJER Y LA COBERTURA

Desde tiempos antiguos han conocido que todo hombre y mujer deben tener cubierta su cabeza (cobertura), pero hoy yo les digo, El velo no es para cobertura de protección sino para cubrir la gloria que estaba destinada a desaparecer.

Un hombre/mujer, creado a imagen de Dios, que está unido a Cristo por la obra de la redención, debe tener su cabeza descubierta como una señal de honor a Cristo y como muestra de la libertad ganada por medio de la fe.

Ahora bien, quiero que entiendan que Cristo es cabeza de todo hombre, como un esposo (Cristo) es la cabeza de su esposa (la iglesia), y Dios es cabeza de Cristo. 1 corintios 11:3

La cabeza de la mujer no es el hombre sino Cristo. Es cierto que Eva fue tomada del hombre, pero a partir de ese momento todo hombre ha nacido de una mujer. Al final todos provienen de la misma fuente.

Porque así como la mujer procede del hombre, también el hombre nace de la mujer; pero todo proviene de Dios. 1 Corintios 11:12

No pueden seguir confundiendo costumbres culturales de la época con las cuestiones doctrinales del evangelio. Lo que es apropiado en una cultura llena de tradiciones, ritos, juicios y prejuicios, no es apropiado para el evangelio.

Es por esto que Pablo escribió a la Iglesia de Corintios sobre la costumbre de la mujer al cubrirse la cabeza, ya que el estar descubierta era mal visto, más no para Cristo sino para los hombres.

Juzguen ustedes mismos: ¿Es apropiado que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza? ¿No les enseña el mismo orden natural de las cosas que es una vergüenza para el hombre dejarse crecer el cabello, mientras que es una gloria para la mujer llevar cabello largo? Es que a ella se le ha dado su cabellera como velo.

Si alguien insiste en discutir este asunto, tenga en cuenta que nosotros no tenemos otra costumbre, ni tampoco las iglesias de Dios.

Un comentario sobre “LA COBERTURA

Agrega el tuyo

  1. Me encanta entender esto. Más claro no puede ser. “Porque así como la mujer procede del hombre, también el hombre nace de la mujer; pero todo proviene de Dios. 1 Corintios 11:12” – todavía hay ciegos que no permiten que mujeres lideren la voz de la iglesia sabiendo que son creadoras de vida proveniente de Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: