LA SEMILLA

semilla-santiago_2

Te saludo a ti que eres amante de mi amor y de mi hijo Jesucristo. Por medio de ti escribiré a mi Iglesia en quien he puesto la semilla de mi palabra para influir en las naciones.

Mis amados, a los que creen en mi hoy les digo: cuando en el horizonte solo vean las dificultades que deben enfrentar, veanlas como una invaluable oportunidad para experimentar toda la alegría que puedan, porque a través de ellas verán que su fe está siendo pulida. Esta fe pulida como oro los llenará de mi poder para sobrellevar cualquier situación.

Los enseñaré a tener resistencia y paciencia que crecerá en ustedes para liberar perfección en cada parte de su ser interior hasta que ya nada les falte y con mi gracia les sea más que suficiente.  Se liberarán de toda carga porque comprenderán el verdadero shabat, reposo y confianza en mi poder.  

Esfuercense, porque les he mandado vivir en paz con todos y para esto deberán..

ocuparse de sus propias responsabilidades y trabajar con sus propias manos. Así les he mandado,  para que por su modo de vivir se ganen el respeto de los que no son creyentes, y no tengan que depender de nadie. 1 Tesalonisenses 4.11-12

No dependas de nadie, acaso no te he aconsejado comprar de mi oro refinado. Si alguno de mis hijos les faltará sabiduría para comprender todas las cosas, puede venir confiado y pedir de mi sabiduría que viene del cielo.  Pídanmela yo no desaprovecharé la oportunidad para sobre cargarlos con mi generosa gracia y convertir sus debilidades en el canal por el cual manifestaré mi gloria sobre la tierra.

Asegúrense de creer en mi con todo su corazón, Yo soy su Padre, no duden que van a recibir bendiciones de mi parte, porque yo recompenso abundantemente a todos aquellos que sacrifican todo y a todos por caminar de acuerdo a mis consejos.

Caminar confiados en mi palabra los hará cada vez más perfectos a mis ojos, esa es la verdadera perfección, un corazón estable que sabe desde su ser interior en quién ha creído.

Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor;  es indeciso e inconstante en todo lo que hace. Santiago 1:6-8

Ay! de los que se jactan de de estar en lugares altos junto a mi, sin prestar atención a la pobreza que hay en sus vidas.  Me refiero a la pobreza y escasez de mi favor en ellos.

Quien hace nacer mi palabra dentro de él, aun sin hablar mi favor lo delatará. Toda palabra que sale de sus bocas está respaldada por el fruto de sus vidas.  Fíjense qué fruto están dando y conocerán en quien están confiando.

El sol, cuando sale, seca la planta con su calor abrasador. A esta se le cae la flor y pierde su belleza. Así se marchitará también el rico en todas sus empresas. Santiago 1:11

Yo soy el sol, mi hijo es la luz y mi espíritu es quien los calienta, así mismo, cuando llegue mi verdad a sus espíritus tengan cuidado de no ser encontrados llenos de orgullo y palabrería, porque mucho conocimiento no los salvará del calor que produce mi luz.  

Si alguien quiere enorgulleserse que lo haga de la abundancia de mi gracia y favor

No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra. El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna. Gálatas 6:7-8

No se contenten solo con escuchar mi palabra, así es como terminan decepcionados y sin ningún poder.

Si ustedes escuchan hoy mi palabra y no viven el mensaje que han escuchado, alcanzarán a ver mi propósito y mis buenos planes para ustedes pero terminarán por olvidarse y no lo verán hecho realidad, caerán en decepción porque su palabrería será demostrada como vacía y sin sustento.

El verdadero hijo, es puro a mis ojos haciendo la diferencia en su propia vida y en la vida de quienes lo rodean, mostrándoles que hay un Padre que tiene palabra fiel y verdadera.

Conozco tus obras; sé que no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras lo uno o lo otro! Por tanto, como no eres ni frío ni caliente, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca. Dices: “Soy rico; me he enriquecido y no me hace falta nada”; pero no te das cuenta de cuán infeliz y miserable, pobre, ciego y desnudo eres tú.

 Por eso te aconsejo que de mí compres oro refinado por el fuego, para que te hagas rico; ropas blancas para que te vistas y cubras tu vergonzosa desnudez; y colirio para que te lo pongas en los ojos y recobres la vista.

Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Por lo tanto, sé fervoroso y arrepiéntete. Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo. Apocalipsis 3:15-20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: